Cómo prevenir compras fraudulentas en una tienda en línea

Cómo prevenir compras fraudulentas en una tienda en línea

El fraude electrónico no solo afecta a los clientes que deciden adquirir un producto y terminan con compras no autorizadas y tarjetas clonadas, también afecta a los dueños de tiendas online.

Es claro que cuando se tiene un negocio, es emocionante ver que alguien decidió adquirir alguno de nuestros productos y obviamente no vamos a pensar que es una compra fraudulenta por internet, porque eso solo les pasa a los clientes, lamentablemente es otra la realidad. A continuación algunos consejos para conocer y prevenir compras fraudulentas.

¿Cómo luce una compra fraudulenta?

Los estafadores por internet cada día se especializan más, se vuelven mucho más sofisticados en sus acciones y evaden a la justicia. Pero es cierto que también en el comercio electrónico se toman medidas mucho más fuertes para combatir este tipo de fraude.

Para reconocer cuándo se está ante una compra fraudulenta, es necesario que conocer cuál es el modus operandi de este tipo de estafadores profesionales.

Probablemente el primer indicio es recibir una llamada del banco o plataforma de transacciones en línea mencionando que existe una queja por clonación de datos. El estafador se hace pasar por un cliente molesto y estafado; y denuncia que tiene cargos fraudulentos a su tarjeta de crédito que casualmente resultan ser en nuestra tienda online.

Desafortunadamente, el banco lo primero que hará será culpar a la tienda y devolver el dinero al cliente, y sí, ese dinero proviene del bolsillo del dueño de la tienda. Y así de sencillo se pierde dinero, por qué el banco le dará la razón al cliente y probablemente ni se tome la molestia de verificar si esta información es cierta o falsa; de hecho no piden autorización, irán directamente a tomar el dinero de la cuenta de nuestra empresa. También se pierden productos, porque a esas alturas ya hemos enviado enviado el paquete solicitado y será bastante complicado reclamarlo, sin mencionar que ante la institución bancaria, nuestra credibilidad ya quedó dañada.

Y puede que en realidad el cliente si haya desconocido la compra porque a su vez, sufrió una estafa y clonaron sus datos, pero la realidad es que hay un estafador de por medio y ambas partes resultaron afectadas.

Se podrá pelear posteriormente y a largo plazo probablemente se demuestre que el defraudado fue el negocio, pero el mal rato ya lo se habrá experimentado.

Señales de posible compra fraudulenta

Para prevenirlas, primero se necesita detectarlas. Una compra fraudulenta se puede determinar cuando cumplan con alguna de las siguientes señales:

> Diferentes direcciones de envío/facturación

Cuando se recibe una orden de compra, normalmente la dirección de envío del producto y la de facturación son las mismas. Claro, hay ocasiones especiales en las que esto no sucede (regalos sorpresa, cambios de domicilio) pero serán excepciones que harán pensar se está a punto de sufrir un fraude. Antes de actuar de manera drástica, vale la pena verificar si la dirección de envío y de facturación está en la misma ciudad o si el nombre del dueño de la tarjeta y el que realiza la orden es el mismo. Si estos dos últimos datos son diferentes en extremo, es mejor detener ese envío.

> El cliente no responde

Si se tiene duda de la veracidad de la orden, la manera más sencilla de estar tranquilo con la venta es ponerse en contacto con el cliente y verificar su identidad a través de otro medio de contacto –aparte del correo electrónico–. Además, se puede solicitarle alguna identificación, pero siempre de manera educada e informándole que existen indicios de una compra que quizá él no haya autorizado.

Si el cliente se ofende y declina la compra, probablemente es un favor que nos evitará problemas; si el cliente accede y cuestiona la solicitud, pero mantiene su posición de adquirir el producto, se está frente a un cliente honesto.

> Envío express

Casi todas las compras fraudulentas tienen envíos inmediatos, ya que se tiene muy poco tiempo entre que la tarjeta es clonada y la denuncia del dueño. Si comenzamos a notar apuro por parte del comprador por el envío del producto, es recomendable ponerse en contacto con él con el pretexto de ofrecerle un mejor servicio, y cuestionar si existe algún motivo especial para la rapidez solicitada.

> Facturas exageradas

Y con exageradas nos referimos a compras muy costosas o con precios mínimos.

> Compras repetitivas

Casi siempre las compras fraudulentas se realizan en volumen, por lo que si se nota que se tienen 5 órdenes de pequeñas cantidades de la misma cuenta, es mejor que verificar por qué el cliente está actuando de esa manera.

Cómo prevenir compras fraudulentas

Si no se está dispuesto a perder dinero y productos, es necesario que se apliquen acciones preventivas para detectar y actuar ante estas situaciones, que casi siempre se dan a través de cargos fraudulentos a tarjetas de crédito.

Casi todos los bancos cuentan con un departamento de prevención de fraude, así que no dude en ponerte en contacto con ellos para consultar cuando una compra parezca sospechosa. Sin importar si es Visa, MasterCard; aprovechar este acercamiento y consultar el status de la cuenta, sobre todo cuando sea un cliente nuevo, y verificar que no tenga reportes de robo o extravío.

También se puede exigir que el cliente que desee adquirir un producto se registre en el sitio con su correo electrónico y con su nombre real (no con sus datos de Facebook o Google+), lo cual ayudará a incluirlos en nuestra base de datos y enviarles un correo de confirmación. Otro consejo es verificar si la dirección no luce improvisada o extraña.

Y por último, utilizar ese sexto sentido o intuición con los clientes. Por ejemplo, verificar su proceso de compra y si le interesó algún producto similar al adquirido. Revisar el horario de compra y tener precaución si adquirió sus productos a las 4 de la mañana y es un cliente nuevo.

Como dueño de un negocio, conocer a los clientes actuales y potenciales y saber qué características comparten; si hay alguno que sobresale por ser diferente, recomendamos investigarlo un poco y determinar si es algo por lo cual alarmarse.

Recuerde que aparte de proteger su negocio, se está protegiendo a cualquier persona que haya sufrido de clonación de tarjeta y que probablemente ni tenga conocimiento del mal uso que están haciendo con sus datos.

¿Necesita asesoría para desarrollar o renovar la plataforma eCommerce de su organización? Conozca aquí cómo podemos ayudarle

Autor: Andrea Sánchez, Blog Shopify.
Imagen: Gellidon on Unsplash