Correos enviados desde mi servidor llegan a Spam

Correos enviados desde mi servidor llegan a Spam

El envío de correo SPAM es una de las tareas más controladas actualmente por los ISP, hoy en día es muy complicado enviar SPAM y que este llegue a la bandeja de correo del destinatario debido a las restricciones que los operadores como Gmail o Outlook acometen en sus filtros y es por esta razón que nos podemos encontrar con que el envío de nuestros correos legítimos es catalogado como SPAM.

A continuación detallamos una serie de configuraciones técnicas a realizar para prevenir que nuestros correos sean catalogados como SPAM.

Antes de nada es importante saber el principal método que usan los proveedores de servicios de correo electrónico para identificar cuando un email es SPAM o no.

El método se basa en verificar el porcentaje de “reclamaciones” de sus usuarios a un mismo servidor de correo.

Esto quiere decir, que si se envían emails a usuarios de Gmail, Outlook, Hotmail, Yahoo o similares, y se ha conseguido que estos mails lleguen a la bandeja de entrada pero los destinatarios marcan el correo como SPAM, los siguientes emails que se envíen (aunque sean a otros destinatarios) también llegarán a la bandeja de SPAM.

El remitente del mensaje realmente no es quien decide si los emails son SPAM o no, son los destinatarios que han recibido los mails y los marcan como SPAM, por ello el remitente no puede decidir o establecer si sus emails llegan a la bandeja de entrada o no.

¿Cómo mejorar la entrega de emails en la bandeja de entrada?

Las siguientes son algunas configuraciones que pueden ayudar a que los operadores puedan validar la autenticidad de los mensajes enviados y a partir de eso entregarlos en las bandejas de entrada de los destinatarios, por supuesto, si el destinatario marca frecuentemente los mensajes como no deseados, estos serán catalogados como Spam por el operador.

Configurar el hostname del servidor:

Es importante asegurarse que el hostname responde a ping, por tanto, debe existir una entrada en los servidores DNS que haga referencia al hostname.

Configura la zona inversa PTR:

Es muy importante tener la zona inversa declarada para que sea posible verificar la legitimidad de una IP. De este modo se está indicando a los operadores que esa IP es nuestra. Normalmente los spammers no declaran la inversa para evitar que un dominio completo sea bloqueado.

Configurar el registro SPF a nivel DNS del dominio:

De este modo, se está verificando la legitimidad del servidor de salida de emails y que nadie esté intentando enviar emails desde otro servidor haciéndose pasar por el origen autorizado.

Landpage en la IP de envío:

Esto es crear una página donde sea visible la información de la empresa y la información de contacto para reportar abusos. Por ejemplo, si la IP desde donde se envían los emails es: 5.134.112.00, que al entrar a dicha IP desde cualquier navegador se vea información de la empresa y de contacto.

Comprobar los registros Fail-Delivery:

Revisar en los logs de servidor si se tienen muchos errores de envío. Es típico que los spammers realicen barridos por internet en busca de direcciones de email a las que enviar sus Spm, pero muchas de esas direcciones ya no existen. Los operadores como Gmail, Hotmail o Yahoo comprueban si se les intentas enviar correos a direcciones que ya no existen, y si se hacen muchos envíos a direcciones inexistentes, es muy probable ser catalogado como Spammer.

¿Está teniendo dificultades con su servicio de correo empresarial? Conozca aquí nuestros servicios y cómo podemos ayudarle a solucionar sus problemas

Imagen: Web Hosting on Unsplash