Hosting para Moodle: Claves para elegir la mejor opción

Hosting para Moodle: Claves para elegir la mejor opción

Aunque el software de Moodle será el mismo para una plataforma de 100 alumnos que para una plataforma de 20.000, el hosting adecuado para Moodle será distinto, ya que tendremos que contar con más recursos para dar un buen servicio a nuestros estudiantes.

A continuación vamos a analizar la elección de un hosting Moodle desglosando los siguientes puntos: Rendimiento, Servicio técnico, Asesoramiento, Disponibilidad, Escalabilidad.

1. Rendimiento Hosting Moodle

Aunque el software del Moodle será el mismo para una plataforma de 100 alumnos que para una plataforma de 20.000, el hardware del servidor no lo será, ya que tendremos que contar con más recursos para dar un buen servicio a nuestros estudiantes.

Para iniciar este apartado, hay que recordar que para que Moodle funcione, necesitamos un servidor con PHP y MySql (es la configuración más habitual).

Para alojar un sistema Moodle podríamos decir que tenemos tres tipos de servidores dónde alojarlo: compartido, virtual y dedicado. Veamos cada uno de ellos:

1.1. Hosting compartido

Es el más económico de los tres, ya que alojaremos nuestro Moodle en un servidor donde habrá más plataformas (Moodle u otro tipo de aplicaciones web).

El problema lo tendremos en tres líneas principalmente:

> Rendimiento: será bajo ya que el número de recursos que se nos asignará será reducido y además tendremos que compartirlos con los demás usuarios de diversas plataformas.

> No disponibilidad de versiones: habitualmente el proveedor del alojamiento de Moodle compartido no nos permitirá elegir qué versiones instalar de PHP y MySql, y esto puede impedirnos instalar las últimas versiones de Moodle

> No disponibilidad de activación de determinados plugins o extensiones: a veces podemos necesitar que ciertas extensiones de PHP estén activas (por ejemplo para montar una tienda online sobre nuestro Moodle). Habitualmente el proveedor tiene desactivadas algunas de esas extensiones por motivos de integridad y seguridad.

1.2. Alojamiento con servidor virtual

Se trata de una solución intermedia, en este caso, sólo tendremos el problema de que los recursos de la máquina son compartidos y el rendimiento puede no ser estable el 100% del tiempo, pero sí se pueden contratar máquinas virtuales con ciertas garantías de rendimiento.

Para plataformas Moodle de un máximo de 500 alumnos matriculados y con un máximo de 100 alumnos conectados a la vez (concurrentes) son una buena solución.

En este punto hay que destacar una gran ventaja que tienen los sistemas virtuales y es que muchos proveedores guardan la copia de seguridad de toda la máquina virtual de los últimos N días, con lo que si hacemos una configuración errónea del sistema, podemos recuperarlo al estado exacto previo a dicha actualización.

1.3. Alojamiento con servidor dedicado – Cloud

Obviamente es la solución más profesional y recomendada en entornos que tengan un numero importante de alumnos matriculados y conectados a la vez, de tal forma que necesitamos garantizar los recursos de nuestro sistema al 100%.

2. Servicio técnico

Cuando contratamos un alojamiento de Moodle tenemos que tener en cuenta que van a surgir incidencias y vamos a necesitar mejoras y optimizaciones del servidor. Ahí entra en juego el servicio técnico.

Busque que un equipo se encargue de todo, y cualquier mejora o incidencia que el cliente pueda tener sobre su Moodle, sea resuelta por la compañía elegida a la mayor brevedad posible.

3. Asesoramiento técnico e-learning

Cuando nos decidimos por la formación online, debemos contar con expertos que puedan asesorarnos sobre cómo “virtualizar” los cursos que ya estábamos dando en entornos físicos, atender temas técnicos o mejoras, instalación de plugins, etc.

4. Disponibilidad

La disponibilidad de un sistema informático hace referencia a cuándo funciona el sistema y cuándo no.

Uno de los atractivos de la formación online obviamente es el poder hacerla a distancia, pero el segundo atractivo es el de ingresar en cualquier momento.

Entonces debemos tener en cuenta que el sistema debe estar disponible el máximo número de horas posible y tenemos que planificar muy bien cuándo hacer copias de seguridad o cuándo hacer actualizaciones que puedan implicar una parada del sistema.

En entornos profesionales de un gran número de cursos y alumnos podemos plantear la posibilidad de disponer de sistemas “clones” de tal forma que cuando estamos actualizando un servidor, podamos migrar nuestra plataforma de forma transparente para el alumno a un segundo servidor y volver al primero cuando haya terminado la labor de mantenimiento.

5. Escalabilidad

Cómo el número de recursos que debemos asignar a nuestra plataforma de formación online está totalmente ligado al número de alumnos matriculados en nuestro sistema, debemos tener claro que en determinados momentos puede ser necesario un aumento de recursos del servidor.

En el caso de servidores virtuales es muy sencillo contar con más recursos ya que incluso muchos proveedores permiten subir y bajar recursos de forma muy rápida y que se harán efectivos simplemente reiniciando el servidor en escasos minutos.

También tenemos que poner especial atención en los compromisos de permanencia del servidor donde alojamos nuestro Moodle, ya que eso puede generarnos problemas a la hora de escalar a un servidor de mayores recursos.

¿Tiene problemas con su plataforma eLearning? Conozca AQUÍ nuestro hosting tecnología Cloud especializado para Moodle

Imagen: Francisco Moreno on Unsplash