2 décadas apoyando procesos de transformación digital
Usted esta aquí: InicioActualidad y Noticias Ahorrando en IT:¿Qué tipo de aplicativos de negocio podría tener en un nube pública?

Ahorrando en IT:¿Qué tipo de aplicativos de negocio podría tener en un nube pública?

 

Por INTERNET YA 142 Vistas

Cada vez se hace más evidente que están surgiendo dos modelos para la nube: la nube pública o compartida y la nube privada. Aunque las definiciones de estos modelos podrían seguir teniendo fluidez, eso no ha detenido el surgimiento de defensores ruidosos y apasionados de cada uno de ellos, quienes están dispuestos a pelear a muerte para defender la idea de que su modelo de nube será el que persista finalmente.

 

Ahorrando en IT:¿Qué tipo de aplicativos de negocio podría tener en un nube pública?

 

A pesar de todo el ruido y furia, este conflicto de las nubes oscurece un punto más importante. El modelo básico de la nube (la provisión de TI como servicio) ha llegado para quedarse. Sin embargo, no se debe ver la nube como un destino, sino como un trayecto continuo enfocado en resultados de negocios a través de facilidad de uso, autoservicio, escalabilidad y agilidad. Cambia legítimamente el enfoque de TI a las aplicaciones y no a la infraestructura implícita.

Más allá de lo que los defensores de cada modelo pudieran decir, existen beneficios (y desventajas) únicos en ambos modelos de la nube.

Como resultado, debe planear construir una infraestructura de nube privada on-premise o alojada, además de preparar a su organización para utilizar servicios de la nube pública. Sin embargo, es importante observar que si espera construir una nube privada para su organización, usted necesitará dejar de utilizar una infraestructura de centro de datos heredada.

Muchas personas creen que “infraestructura de la nube” significa simplemente “virtualización” (no obstante que el soporte de la virtualización es meramente un aspecto de una nube privada). Las verdaderas nubes privadas utilizan arquitecturas definidas por software e integran recursos de cómputo, almacenaje, red, seguridad y administración, además de virtualización, en un sistema altamente escalable que automatiza el aprovisionamiento y al mismo tiempo provee autoservicio al usuario. A diferencia de la infraestructura tradicional, las nubes bien diseñadas lo distribuyen todo, son resistentes y se reparan a sí mismas, además de ofrecer automatización extensiva, lo que les permite escalar sin límites.

Además de construir una nube privada para su empresa y preparar a su organización para que utilice la nube pública, usted necesitará determinar qué cargas de trabajo pertenecen a dónde (en su nube privada on-premise o alojada, o en las nubes públicas).

La mejor manera de tomar esta decisión es determinar si, para una aplicación o caso de uso específico, usted desea rentar o comprar su servicio en la nube. Por ejemplo, si se fuera una semana de vacaciones no tendría sentido comprar un automóvil nuevo para pasear por la ciudad durante su visita. Simplemente rentaría un auto. Por otra parte, en casa sería poco económico (y un fastidio) rentar un auto que usará para ir a su trabajo todos los días, ir de compras o para recoger a sus hijos después del colegio. En su lugar, tendría más sentido comprar un auto para limitar los costos con el paso de tiempo.

De la misma manera, los servicios de la nube pública que proveen SaaS (software como servicio) son en general más adecuados para procesar cargas de trabajo “de renta”, mientras que las nubes privadas son mejores para procesar cargas de trabajo “propias”. Las cargas de trabajo impredecibles, altamente variables y de corto plazo son adecuadas para la nube pública. Sólo se paga por lo que se usa. Sin embargo, para procesar cargas de trabajo más predecibles y establecidas, una nube privada le permitirá ser propietario de la infraestructura y generar mayores ahorros en costos en el largo plazo.

Con nubes privadas y públicas a su disposición, un buen plan para determinar cuál de ellas utilizar para diferentes cargas de trabajo y una arquitectura que permita la movilidad entre sus nubes, pronto descubrirá que su departamento de TI tiene el poder para entregar de manera económica a los usuarios finales la facilidad de uso, el autoservicio, la escalabilidad y la agilidad que necesitan para alcanzar el éxito en el entorno dinámico de negocios digitales de la actualidad.

¿Necesita ayuda para avanzar en los proyectos de transformación digital de su organización y reducir costos? Conozca aquí como podemos ayudarle

Por Fernando Paredes, Country Manager de Nutanix México / CIO.MX